viernes, 23 de enero de 2009

CUIDADO


Esto sucedió en un pueblo de Málaga:

Un matrimonio con una hija de cuatro años, tenían una culebra en casa, de esas que metes en una jaula y sacas cuando algún amigo viene a verte para enseñarle lo grande y domesticada que esta. Esta pareja llego más lejos, como su culebra estaba domesticada y era una mas de la familia, la acostaban con la niña de cuatro anitos...

la madre observaba que la culebra llevaba tiempo sin comer y dormía con la niña estirada y no enrollada como hacia antes.

La llevo al veterinario para ver lo que le ocurría y al contarle lo que sucedía le contesto… Quita la culebra del lado de la niña, porque duerme estirada para medirse con ella y cuando llegué a ser tan grande como la niña tragársela, y no come para tener hambre y poderla engullir.

Así que la madre dejo la culebra en el veterinario para que este la llevara al Zoológico y dieron gracias a Dios por haber acudido a tiempo.

¿Conocéis algun caso similar?
¿Veis bien que animales peligros vivan sin precaución con las personas?




Feliz fin de semana para tod@s.

14 comentarios:

El último samurai bancario dijo...

Hola Mayte

Nunca había escuchado nada similar. Lo cierto es que hay animales que nunca dejan de ser salvajes. matar ese instinto es imposible.Nos esmeramos en domesticarlo todo.

Besos

Sandra dijo...

Que fuerte!!, no había oido eso nunca.. Yo no soy partidaria de tener ese tipo de animales en casa, una cosa son animales de compañia, como, perros, gatos, etc.. y otra ir contra la naturaleza. Domesticar una serpiente??, ufff a mi me cuesta creerlo.

Feliz finde guapa.

alma máter dijo...

¡Qué horror!!!. No entiendo el que haya gente que le de por tener algunos animales que en un momento dado, no sabes cómo pueden reaccionar: serpientes, tarántulas, pirañas etc... A la peña le da por tener unas mascotitas... que vaya!!
Vamos.... que la niña de la noticia, ha vuelto a nacer.
Besos guapa.

Patrix_Sedna dijo...

Yo lo había oido, pero me suena a leyenda urbana xD. De todas formas tener animales así vale, pero con cuidado y controlandolos, no de ese modo. Es muy irresponsable eso.

Namarie.

Nataly dijo...

Te juro Mayte que se me puso la piel de gallina, pero del asco que me da pensar en dormir con una vibora, un horror!!!!
menos mal que se dieron cuanta a tiempo, porque la verdad que podria haber tenido un final espantoso....yo les tengo fobia a las viboras.

te mando un besito y feliz fin de semana!!!!

Chasky dijo...

Esto es una leyenda urbana como otras tantas, esta misma historia me la contaron a mi hace por lo menos diez años y no creo que tenga mucha base científica.

Eva dijo...

vaya imprudencia por parte de los padres !!!!como se les acurre poner a dormir a una serpiente con su hijaaa...

besoss

PACO dijo...

YO LO MÁS PELIGROZO QUE TENGO EN CASA ES KIKO QUE PEGA CADA PICOTAZO QUE NO VEAS ATU HERMANA LE TIENE LAS MANOS ENMORECIAS JI JI JI

Bego dijo...

Mayte, me has dejado asombrada.
Un saludo.

VEDLY dijo...

Se me han puesto los pelos de punta al leer esta historia. Nunca he escuchado nada igual.

Menos mal que no me gusta tener este tipo de animales en casa.

Un beso

julia dijo...

Ayyyy que horror, me acabo de quedar con la boca abierta, no conozco ningún caso similar, ainssss por el amor de dios...

Alegría dijo...

Esto mismo lo contaron hace unos meses en el programa de radio de Carlos Herera, pero los personajes eran un matrimonio jubilado sin hijos... ahora ya no sé si creérmelo...

MAYTE dijo...

ESTA HISTORIA ES REAL YO CONOSCO A LA FAMILIA...LA MADRE LLORABA CONTANDOMELA...ELLA NO CREIA QUE PUDIERA SER PELIGROSA NI PARA SU HIJA NI PARA NINGUN MIEMBRO DE LA FAMILIA.
GRACIAS A TOD@S POS VUESTROS COMENTARIOS.

BESOS

@ngelito dijo...

Lo que hay que tener en cuenta desde mi punto de vista es que los animales deberían estar en su habitat natural y no encerrados en jaulas. Lo que me parece alucinante es tener una serpiente o una culebra de este tipo metida en la cama y con una niña pequeña.

Hay que dejar a los animales libres en su entorno. Se puede tener animales domésticos en casa siempre y cuando se les de la atención adecuada y ellos mismos estén conformes con la vida que se les da.

Saludos.